Omar Tapia es el actual Director Técnico de Santos Laguna Sub 20. Es un entrenador con el ADN Guerrero tatuado, ya que además de haber pasado por las filas santistas como jugador, ha realizado un proceso completo y exitoso por las Fuerzas Básicas del Club, siendo hoy el responsable del equipo que directamente surte canteranos al Primer Equipo.

¿Cómo fue tu etapa como jugador de los Guerreros?

“Ingreso al Club a la edad de 14 años. Después paso a tercera y segunda división, respectivamente, en lo que fue una etapa muy bonita, donde no teníamos lo que hoy tenemos, me refiero a campos para entrenar, vestidores, casa club, comedor… la verdad que todo eso me ha hecho valorar mucho con lo que hoy cuenta el Club, hablando de infraestructura”.

¿Qué es lo que te inclina a realizar una carrera como entrenador?

“Veía pocas posibilidades de debutar, entonces me empecé a interesar en el hecho de ser entrenador, así inicia esta inquietud de ser Director Técnico”.

¿Qué jugadores que hoy se encuentran en Primera División en Santos o en otros equipos han pasado por tus equipos?

“Tuve en sus inicios a jugadores como Alonso Escoboza, Javier Abella y Julio González. Después a Mario Cardenas, Sergio Ceballos, Ulises Rivas, Carlos Acevedo, Ronaldo Cisneros, Jorge Sánchez, Uriel Antuna, Jesús Angulo, Gerardo Arteaga, Eduardo Aguirre, Adrián Lozano, Edgar Games, Jordan Carrillo, Diego Medina, Héctor Holguín y también a Santiago Muñoz. Verlos crecer es algo muy bonito”.

¿Qué es lo que buscas dejar en los jugadores a los que entrenas?

“La mayor satisfacción es cuando los ves debutar en Primera División, y a otros ya consolidándose en nuestro Club o en otros equipos, inclusive en Selección Nacional… pero lo más importante es el transcurso de este proceso, acompañarlos día a día, con alegrías, tristezas, con lágrimas… sobre todo dejarles una huella de un espíritu inquebrantable”.

Hace poco tiempo tuviste la oportunidad de seguirte preparando en Barcelona por medio de un máster en alto rendimiento, ¿qué tan valiosa fue esta experiencia?

“Una de las mejores experiencias de mi vida fue ir a Barcelona a seguirme preparando como entrenador, sobre todo en la parte futbolística, el aprender nuevas estrategias de alto rendimiento de la mejor liga del mundo, que para mí es la española. El estar viendo al Barcelona de Messi competir cada semana, el ver la Champions League y aprender de ese futbol fue una experiencia muy bonita que tuve en la MBP School”.

¿Cuáles son tus objetivos una vez se pueda retomar la actividad futbolística?

“Principalmente adaptarnos a las nuevas formas de entrenar, sobre todo durante las primeras semanas, con todos los cuidados que nos indiquen. Después, conforme vayamos avanzando, volveremos a entrenar con esta pasión que tenemos, tratando de desarrollar lo mejor posible a cada jugador para que llegue de la mejor manera a Primera División”.