Orlegi Sports y Club Santos Laguna informan que el canterano santista Gerardo Arteaga, quien recientemente cumplió su séptimo aniversario como Guerrero, vivirá su primera experiencia con un club internacional, luego de ser transferido de forma definitiva al Genk de Bélgica.


El lateral izquierdo arribó en 2013 a la institución albiverde, comenzando su proceso con el representativo Sub 15. Sus sobresalientes actuaciones le permitieron ir escalando categorías y llegar al Primer Equipo, con el que debutó el 1 de octubre de 2016 enfrentando a Querétaro en el Estadio La Corregidora, en la jornada 12 del Torneo Apertura 2016, con tan solo 18 años.


A partir de ahí, el jugador zurdo supo desarrollar su potencial hasta convertirse en una pieza clave de los Guerreros, sumando cerca de un centenar de partidos en Primera División y siendo parte de la consecución del título del Clausura 2018.


Todo esto se ha visto reflejado también en Selecciones Nacionales, al ser llamado al combinado mexicano Sub 21, y continuando su proceso con el cuadro azteca Sub 22, con el que ganó el tercer puesto en el Torneo Maurice Revello en Francia (anteriormente Esperanzas de Toulon).


Cabe destacar que desde 2018 ha integrado diferentes convocatorias de la Selección Nacional Mayor, incluyendo una para participar en la Liga de Naciones de la Concacaf. Recientemente también fue contemplado en la convocatoria de la Selección Preolímpica.


Acerca de esta oportunidad de llegar a Europa, el juvenil verdiblanco externó:

“Le quiero dar las gracias a Alejandro Irarragorri por todo lo que me ayudó aquí, más que nada porque todos en el Club me están ayudando en mi sueño que es jugar en Europa.


“Estoy en Santos Laguna desde mayo del 2013 para ser exactos; sentimientos encontrados ahora que me va a tocar salir de este Club que me dio todo. Estuve siete años aquí, cuatro años viviendo en casa club, que fue donde me formé. La verdad que se va a extrañar todo esto”.


Sobre su formación en la institución santista, recalcó: “Estoy muy agradecido con la filosofía de Santos, que es Ganar Sirviendo. No solamente el pensar en lo futbolístico, sino también ayudar a las personas, a gente necesitada, personas con discapacidad… es algo que me llevo del Club, que no solamente me formó como jugador, sino también como persona”.

“Gera” cerró con un mensaje muy emotivo sobre los Guerreros y su afición:
“La verdad me siento parte de Santos Laguna porque fue donde me formé; llegué aquí desde muy pequeño, entonces sí se siente un poco triste, porque ayer fue mi último partido con este Club. Darle las gracias a la afición lagunera, porque todo el tiempo en el que estuve aquí me tuvo mucho cariño, la verdad que yo también me encariñé con los aficionados”.