Agustín Marchesín sacrificará lo económico con tal de jugar en Europa. El guardameta ya solicitó a la directiva de las Águilas el salir del club para poder probar suerte con el Porto, por lo que está dispuesto a renunciar al dinero que le corresponde por su traspaso para convencer a los dirigentes azulcremas de aceptar la oferta.

La propuesta de los Dragones ha llegado a los escritorios en Coapa, en donde la oferta inicial es de 8.5 millones de euros como base, además de un millón adicional por cumplimiento de objetivos, tales como participar en determinado porcentaje de minutos en el año, conseguir ciertos resultados deportivos en el torneo local como en Champions League, etcétera.

Esos 9.5 millones de euros en total no serían suficientes para lograr cubrir el precio de la cláusula de rescisión; sin embargo, Marche al renunciar a su porcentaje correspondiente por la transacción, provocaría que el América no pierda dinero; ya que de aceptarlo, disminuiría la cantidad de billetes que ingresarían a las arcas del club.

Los dirigentes ya se encuentran conversando con la gente del Porto para llegar a un acuerdo con respecto a la cantidad del traspaso, así como las fechas de pago; sin embargo, aún están en el ‘estira y afloja’ que conllevan las negociaciones.

Al interior del Nido la directiva se mantiene en la postura de que no permanezca en el equipo quién no quiera estar, por lo que los altos mandos azulcremas están analizando seriamente la propuesta portuguesa, misma que de continuar por buen rumbo, podría cerrarse en cualquier momento.

*Información de Ignacio Suárez fue utilizada en la elaboración de esta nota.