Briseida Acosta, doble medallista mundial de taekwondo, se consagró campeona de la categoría más de 67 kilogramos en su debut en Juegos Panamericanos, en Lima 2019.

La peleadora mexicana subió a lo más alto del podio de la justa continental tras derrotar 10-5 en la Final a la colombiana Gloria Camila Mosquera.

El llanto se apoderó de Briseida, quien después de 18 años de entrega, disciplina y esfuerzo en el tatami se coronó en una de las dos pruebas que le hacían falta en su palmarés.

“Creo que fue más alegría. Sé que muchas veces no les muestro emociones pero ha sido un año duro para mí. Sobre todo hoy fue un día difícil, las medallas se tienen que construir y hoy fue una medalla de construcción. El frío es muy, muy difícil para mí, hace que mi cuerpo no reaccione totalmente como yo quiero.