Una locura. El primer jueves de Liga MX no defraudó a nadie, pues entre Juárez y Pumas firmaron ocho goles en ’90 minutos’, que terminaron dividiendo puntos, pues quedaron 4-4. No obstante, los Felinos siguen manteniendo la deuda con su afición gracias a Juárez, pues a pesar de darle la vuelta, dejaron vivo a su rival. 

De inicio todo indicaba que la visita de Universidad a la frontera iba a hacer una pesadilla, pues en pocos minutos ya iban perdiendo. Sin embargo, a pesar de reponerse, los Bravos respondían de inmediato, al grado de que a tan sólo 38 minutos de juego ya iban cinco goles, pero que de momento tres eran a favor de los locales (dos de Lazcano y uno de Rolán). Mientras que los Felinos con dos tantos (de Vigón e Iniestra), parecían no tener por dónde levantarse.

Para la segunda mitad, Míchel hizo ajustes. No le perdonó a Alejandro Mayorga haber ‘participado’ en los goles en contra, por lo que recurrió a Ignacio Malcorra. Entonces Universidad reaccionó y con anotaciones del refuerzo que se estrenó, Favio Álvarez, y luego su goleador Carlos González

Pumas ya se saboreaba una victoria de visita después de seis meses (en la J1 del torneo pasado), pero Brian Rubio marcó el empate a cuatro. Al final, los auriazules lograron sumar un punto más, pero con el sabor de no poder ganar nuevamente de visita.