Los Lobos del delantero mexicano tienen dos opciones para ir a Europa League y una para Liga de Campeones

El Wolverhampton Wanderers del mexicano Raúl Jiménez buscará este domingo la clasificación a la Europa League con la vista puesta en una Liga de Campeones que aún es posible. 

El Wolves se mide este domingo al Chelsea en Stamford Bridge con la tarea de ganar. Aventajan en un punto al Tottenham Hotspur, pero los de José Mourinho se enfrentan a un Crystal Palace que acumula siete derrotas consecutivas y que desde que consiguió la salvación piensa más en las vacaciones que en cualquier otra caso. 

Las matemáticas empiezan aquí. El Wolverhampton aseguraría la sexta plaza con un triunfo o igualando cualquier resultado que haga el Tottenham, pero caerían a la séptima plaza en caso de empatar o perder y que ganen los Spurs.  

¿Significaría esto que Raúl se queda sin Europa el año que viene (en caso de seguir en el Wolves)? No.

Al Wolves aún le quedarían dos vías para jugar en el Viejo Continente. La primera sería quedar séptimo y esperar que el Chelsea derrote al Arsenal en la final de la FA Cup el próximo 1 de agosto. Si los Blues lo consiguen, el séptimo puesto de la Premier daría acceso a las rondas clasificatorias de la Europa League. 

Y quedaría un caso aún mejor para los intereses de los de Nuno Espirito Santo. El Wolves podría estar en Champions League si ganar la Europa League de agosto. 

Si los Lobos se hacen con el triunfo en la clasificación continental accederían inmediatamente como campeón a la edición del año que viene de la Champions

Es la pequeña ventana que se le abre a los Lobos, que primero de todo tendrán que eliminar al Olympiakos en Octavos de Final.