Por fin, después de la espera, Antoine Griezmann es culé. Tras abonar su cláusula de rescisión al Atlético de Madrid, el delantero francés firmó su nuevo contrato con Barcelona, incorporándose a una de las delanteras más temibles de toda Europa; junto a Messi y Suárez se espera que la nueva tripleta abone más de un centenar de goles la siguiente temporada.

Es un hecho que ‘Grizi’ vestirá de blaugrana las siguientes cinco campañas, compartiendo vestidor y generando competencia interna con delanteros de la talla de Ousmane Dembélé, Phillipe Coutinho, Malcolm, Lionel Messi y Luis Suárez.

Todo parece indicar que, junto al argentino y uruguayo, protagonizará la tripleta estelar que promete una lluvia de goles.

Lio Messi es el atacante que más anotaciones suele marcar por temporada, promediando 50 dianas por certamen los últimos cinco años; por detrás, Suárez tiene una media de 30 y Griezmann de 26.

Manteniendo en nivel cercano al de las últimas cinco temporadas, se podría esperar que cada delantero anote al menos 35 goles, lo que representaría el 76 por ciento de las anotaciones totales del equipo culé la temporada pasada, 138 en toda competición.

Con el puesto de centro delantero ocupado, Griezmann podría tomar la banda derecha, para explotar su función de jugar a perfil cambiado, aunque esto obligaría a Messi a jugar por izquierda, puesto que si bien no desconoce no se le ha visto en esa banda las últimas temporadas.