En una noche para el olvido de Philip Rivers, el equipo de Los Angeles cayó 24-17 ante el de Kansas City

Ahora sí hubo juego en el Estadio Azteca y, no como se esperaba, pero de alguna forma el final fue dramático. Esta noche en la Ciudad de México, los Kansas City Chiefs derrotaron 24-17 a unos LA Chargers que no dejaron de ‘dispararse en el pie’, en un duelo en el que Philip Rivers lanzó cuatro intercepciones.

El juego comenzó lento y lleno de errores pese a qu este año el césped sí estuvo a la altura. Primero, la ofensiva de los Chargers parecía entrar en ritmo; sin embargo, falló en zona roja y Los Angeles sólo pudo conseguir tres puntos. Después, Patrick Mahomes fue interceptado y llegamos al final del primer cuarto con el marcador apenas 0-3.

En el segundo periodo, los de Philip Rivers no pudieron aprovechar el error de Mahomes y de hecho el mariscal de los ‘Cargadores’ fue el que terminó por ser interceptado en par de ocasiones.

Kansas City sí supo sacar provecho de los erores del rival y LeSean McCoy puso el primer touchdown de la noche en el Azteca con un acarreo de seis yardas. Posteriormente, los equipos intercambiaron goles de campo y llegamos al final de la primera mitad con la pizarra 10-9 a favor de los administrativamente visitantes.

En el tercer cuarto, los Chiefs ahora sí salieron como unos auténticos ‘Jefes’ y con par de anotaciones colocaron una losa de 15 puntos de ventaja sobre el cuadro de Los Angeles. Primero, Damien Wiliams anotó por tierra; después, Mahomes lanzó su ‘marca registrada’ y conectó con Travis Kelce para 23 yardas y la anotación.

El marcador estaba 24-9 y era momento de que los ‘Cargadores’ demostraran que aún les quedaba ‘corriente’. Cerca del final del tercer periodo, Rivers econtró a Keenan Allen para siete yardas y un touchdown; además, LA logró la conversión de dos puntos con un envío de su mariscal a Hunter Henry.

Llegó el último capítulo de esta ‘novela’ y  fue tan absurdo como dramático sería dramático. Los Chargers estaban a distancia de una anotación, pero su líder, su figura, su héroe y comandante  ha sufrido los estragos de Cronos y estos son irreparables.

Philip Rivers tuvo dos intercepciones en el último cuarto y una de ellas en la serie final del partido. Los Chargers estaban a nada de empatar el marcador luego de una enorme recepción de 50 yardas de Mike Williams. 24 segundos y el equipo dentro de la yarda 20 del rival, la mesa estaba servida, pero los Chargers no se sentaron a cenar y Rivers mandó el balón directo a las manos de Daniel Sorensen para sellar su ‘hecatombe’.

Patrick Mahomes finalizó completó 19 de 32 envíos, lanzó para 182 yardas, un touchdown y una interecepción; además registró 59 yardas por tierra. Por su parte, Philip Rivers pasó para 353 yardas y cuatro intercepciones.

De esta manera, los Kansas City Chiefs obtuvieron su séptima victoria de la temporada y lograron mantenerse en solitario en la cima de la AFC Oeste. Por su parte, los LA Chargers se colocaron con marca de 4-7 y deberán ir pensando seriamente en obtener un nuevo mariscal de campo.